CANCIÓN ÚLTIMA
(Miguel Hernández)

 

 

Pintada, no vacía:
pintada está mi casa
del color de las grandes
pasiones y desgracias.
Regresará del llanto
adonde fue llevada
con su desierta mesa,
con su ruinosa cama.
Florecerán los besos
sobre las almohadas.
Y en torno de los cuerpos
elevará la sábana
su intensa enredadera
noctuerna, perfumada.
El odio se amortigua
detrás de la ventana.
Será la garra suave.
Dejadme la esperanza.

 

 

 

DESAHUCIO

 

Ángeles malos o buenos,
que no sé,
te arrojaron en mi alma.
Sola,
sin muebles y sin alcobas,
deshabitada.
De rondón, el viento hiere
las paredes,
las más finas, vítreas láminas.
Humedad. Cadenas. Gritos.
Ráfagas.
Te pregunto:
¿cuándo abandonas la casa,
dime,
qué ángeles malos, crueles,
quieren de nuevo alquilarla?
Dímelo.

 

 

RAFAEL ALBERTI

 

 

 

 

 

PARALELO DE RAFAEL ALBERTI

 

ALQUILADA

 

Diablos buenos o malos,

yo lo sé,

me arrojan a la muerte.

En compañía,

con amigos y con familiares,

aburrida.

De mañana, el viento acaricia

las mejillas,

las más suaves, jovenes.

Lloros. Maldiciones. Sangre.

Quejas.

Te contesto:

¿Por qué me mataste,

contesta,

qué demonios malos, salvajes,

quieren de nuevo matarme?

Contesta.

 

 

 

 

 

 

 

POESÍA 2

Cuando nazca, seré un diablillo.

Cuando lo sea, me castigarán.

Cuando me castiguen, maduraré.

Cuando madure, me casará.

 

Cuando me case, baileré.

Cuando baile, imitaré a Michael Jackson.

Cuando lo imite, seré el rey del pop.

Cuando sea el rey del pop, lucharé por mi puesto.

 

By JORGE SORIANO POMAR

 

 

DESDE QUE TE FUISTE

Desde que te fuiste,

mi vida no es igual.

Desde que te fuiste,

cada segundo te hecho en falta.

Desde que te fuiste,

sólo deseo una cosa: que vuelvas.

 

Paralelísmo

 

 

 

TU

 

Tus ojos son negros como la ocuridad,

tu cabello es brillante como mil soles

y tu andar es como el de una princesa.

 

Poema de comparación

 

 

 

Tu sonrisa es la razón

 por la que existo,

tus ojos son dos soles enormes

que alumbran mi camino.

Y yo soy un muerto

hambriento de amor.

 

Poema de metáfora

 

 

LA LLEGADA

Hoy, las nubes van muy rápido,

el sol las vigila preocupado

y las estrellas esperan impacientes

la llegada de la luna.

 

Poema de personificación

 

  

IMPOTENTES

 

La Luna, contenta está,

arriba, en el cielo,

de cientos de estrellas

rodeada está.

La Luna, las estrellas,

arriba, viendo están

a los tristes e

impotentes humanos por

no poder volar.

 

 

 

EL VIENTO

 

Sopla el viento en mi cara,

De madrugada, al despertar,

Y me recuerda tu ausencia

Con tristes recuerdos.

 

Sopla el viento en mi cara,

Mientras mis palabras arrastrando

Hasta tus oídos acerca

Mis profundos deseos de que vuelvas.

 

Sopla el viento en mi cara,

Mientras pienso en ti

Como mi fueses

La luz de mi vida.

 

Sopla el viento en mi cara,

Me duermo y vuelvo a soñar

Con un ángel que me guía

En mi solitario día a día…