LA JAULA

Afuera hay sol.
No es más que un sol
pero los hombres lo miran
y después cantan.

Yo no sé del sol.
Yo sé la melodía del ángel
y el sermón caliente
del último viento.
Sé gritar hasta el alba
cuando la muerte se posa desnuda
en mi sombra.

Yo lloro debajo de mi nombre.
Yo agito pañuelos en la noche
y barcos sedientos de realidad
bailan conmigo.
Yo oculto clavos
para escarnecer a mis sueños enfermos.

Afuera hay sol.
Yo me visto de cenizas.


Alejandra Pizarnik

 

Traje mío, traje mío…
¡Traje mío, traje mío,
nunca te podré vestir,
que al mar no me dejan ir!
Nunca me verás, ciudad,
con mi traje marinero.
Guardado está en el ropero,
ni me lo dejan probar.
Mi madre me lo ha encerrado,
para que no vaya al mar.
RAFAEL ALBERTI

PARALELO DE TRAJE MÍMO, TRAJE MÍO...

¡Silla mía , silla mía,

nunca te podre llevar,

por que ha montar no puedo ir!

Siempre me veras, sola

sin mi silla de montar

que siempre esta en el armario

parano ir a montar.

Mi madre me la ha guardado

para que yo no valla a montar

 

ANA SANCHEZ. 

COMPARACIÓN

Eres tan bella como una flor de jazmin,

que siempre se encuentra en mi jardín.

METÁFORA

Su sonrisa son perlas muchas perla

brillantes dentro de su boca,

que brillan brillan y brillan.

PERSONIFICACIÓN

La casa se encuentra a lo lejos,

sin ninguna otra que le hable.

PARALELISMO

Toca al agua hasta que se te moje la mano,

Toca el aire frío hasta que se te enfría la mano,

Toca a la cuerda hasta que se te pare el crazón.

Toca, toca y toca

                                         EL CIELO

 

                                  El cielo tiene millones de nubes,

                                   millones y millones.

                                 Yo anduve, y anduve hasta irme del universo.

                               Las blancas nubes del cielo. 

                              del cielo, del cielo, mi cielito.

                                   EL FUEGO

                             Ardiente como el sol,

                             al darle vida al fuego

                            la mía... se acabará.

                           y cuando se acabe mi alma no volverá.

 

                            Cuando no vuelva,mi alma,

                     en millones de pedazos se romperá

                              no volverá, no volverá.

 

                           Cuando no vuelva el fuego la quemará,

                             y cuando la queme, se desintegrará,

                              cuando se desintegré se agarrará,

                              y cuando se agarrarse no volverá.

 

                                Al no volver, se quedará,

                               y cuando se quede, se esfumará.

 

                                                                        Ana Sanchez