LA AYUDANTE DE PAPA NOEL

 

 

 

 

 

Erase una vez en una noche fría de invierno, en la que una niña llamada Noelia esparaba impacientemente a Papa Noel.

Todos los años lo esperaba, pero siempre se quedaba dormida. Pero… Este año no fue como todos los demas, Noelia se habia tomado 2 cafés y un red bull para no quedarse dormida y poder contemplar con sus ojos a Papa Noel. Esa noche fue la más larga de su vida los minutos se le hacian horas y las horas días.


 

A la media noche se levantó al baño y a la cocina a beberse un vaso de leche con galletas. Cuando estaba en el baño bajandose los pantalones escuchó un ruido, se los subió de inmadiato y fue al salón a investigar. Justo cuando fue a encender la luz, vió a Papa Noel llorando.


La niña le pregunto-¿Qué te pasa Santa Claus?

Santa Claus le contestó- Se ha marchado mi ayudante y ahora ya no puedo repartir los regalos de todos los niños. (Llorando).

La niña le contestó entusiasmada.-¡¡¡Tengo una idea¡¡¡

¡¡¡Podria irme contigo a repartir los regalos¡¡¡

Papa Noel grito-Biennn que buena idea, pero y tus padres te echaran de menos.

La niña le contestó-Tranquilo no pasa nada hoy es domingo y mis padres son muy dormilones habremos regresado antes de que se despierten.

Papa Noel contestó- Vámonos¡¡¡¡¡¡¡¡¡

Los dos se subieron al trineo y se marcharon a repartir regalos por todas las casas, a la mayoria de niños les dejaron regalos pero habia algunos que eran malos y les dejaron carbón.

Por la mañana la niña estaba cansadísima y Papa Noel también, el la dejó en su cama y  se fue al Polo Norte donde se durmió como un tronco y los pobres elfos tuvieron que mover sus 120kg de peso.

Cuando la niña se despertó les contó a sus padres la historia pero no le creyeron, al final la niña abrió sus regalos y se fue a comer en familia.

 

                     FIN

 

 

 

 

 

 

 

EL BANDIDO





Había una vez en la prisión de Alcatraz un preso llamado Pepe.

Pepe era muy listo y planeaba fugarse de la prisión junto a su amigo Miguel.



Un día decidió fugarse…



Pepe- Esta noche tengo planeado fugarme ¿Quieres venir conmigo?



Miguel- ¡Si¡ me encantaría pero ¿Cómo lo vamos a hacer? Esta es una cárcel de máxima seguridad. Hay guardias por todas las partes.



Pepe- ¡Eso dejámelo a mi¡ Llevo meses escavando en mi celda un agujero de suficiente tamaño para dos personas ¡Con las cucharillas de los desayunos¡



Miguel- ¿Con las cucharillas de los desayunos?¿como has hecho para llevártelas?



Pepe- No las cogía todos los días, consiste en llevártelas de vez en cuándo, sólo cuando era extremadamente necesario.



Miguel- ¿Cuándo será la fuga? ¿esta noche?



Pepe- Ya te avisaré, !pero no puedes decírselo a nadie¡ ¡si lo haces pondrás en peligro el plan y nuestras vidas!



Miguel- No te preocupes, no pienso decir nada, pero sobre todo ¡ten mucho cuidado! Los guardias creo que sospechan de alguien, llevan días aumentando la vigilancia en los pabellones.



Pepe-Habra que encontrar un método para distraerlos y... ¡creo que ya se como distraerlos!



Miguel-¿Cual es?



Pepe-Esperaremos a esta noche cuando se apaguen todas las luces y bajen la vigilancia.



Miguel-Perfecto.



Por la noche...Los vigilantes apagan las luces y reducen la vigilancia. Y Pepe y Miguel actuá.



El vigilante pasa por ese pasillo...Pepe tira una piedra al otro lado del pasillo y el vigilante va a ver lo que es. Ahora es la oportunidad de salir por el agujero



Pepe- venga vamos es la oportunidad de salir por el agujero.



Miguel- venga vamos a salir por el agujero corre.



Miguel-no puedo salir estoy muy gordo



Pepe- pues hacemos un agujero más grande



Miguel -vale venga vamos a excavar con las cucharilla



Pasó toda la noche e hicieron el agujero.



Pepe-venga que ya esta hecho el agujero vamos a salir.



Miguel-vale corre salimos.



Empiezan a salir pero Miguel se queda atascado.



Miguel-¡Socorro! ¡Socorro! (dice en voz baja)



Pepe pues no te preocupes que estiraré de ti y saldrás 



Miguel-muchas gracias



Cuando ya habían salido del agujero que se habían escapado, les ven los guardias.



Pepe-¡mira Miguel los guardias



Miguel-¡corre corre corre!



y al final salieron de la cárcel y se fueron a vivir a Francia 

 

 

 

 

FIN