El secuestro de los tres reyes magos

HACE MUCHO TIEMPO, EN LONDRES, EN NAVIDAD, MARÍA, ESPERABA LA LLEGADA DE LOS TRES REYES MAGOS, EN ESPECIAL A MELCHOR.

 

ESTUVO HORAS Y HORAS ESPERANDO, HASTA QUE DECIDIÓ IRSE A LA CAMA, PORQUE PENSÓ QUE SI ELLA ESTABA DESPIERTA NO VENDRÍAN.

 

PERO NO PODÍA DORMIR.

 

NO PARABA DE PENSAR EN MELCHOR Y EN QUE REGALOS LE TRAERÍA.

 

PERO MIENTRAS, UN ELFO MALVADO LLAMADO PETER LES TENDIÓ UNA TRAMPA. LOS ENCERRÓ EN EL SÓTANO DE LA FÁBRICA DE JUGUETES PARA QUE NO PUDIERAN REPARTIR LOS REGALOS Y LOS NIÑOS YA NO CONFIARAN EN ELLOS Y SE PUSIERAN MUY TRISTES.

Los tres reyes intentaban escapar, pero la puerta era tan grande y pesada que no la podían abrir.

Todos lo intentaban y ninguno lo conseguía, entonces a Baltasar se le ocurrió una idea.

-¡Chicos, ya lo tengo! Una vez, en la casa de una niña, me dejaron este silbato mágico. En la nota ponía que servia para llamar a los camellos. Pero ponía que tenía que silbar...¡Que no me acuerdo de cómo había que silbar!

Todos se preocuparon mucho, pero nadie sabia como tocar ese silbato mágico.

 

Los tres reyes estaban muy preocupados, porque no podrían repartir los regalos a tiempo.

Entonces, Melchor miró por la ventana y vió que hacía viento, y eso le dio una idea.

Podían sacar el silbato por la ventana e hiciera..PIIIIIIIIIIII.

Al sacar el silbato por la ventana sonó un bonito sonido.

Pero cuando pensaban que ya podían salir, entro el malvado elfo.

-B.ueno bueno,pero que tenemos aquí,tres reyes intentando escaparse.

-Pero,¡Tenemos que repartir los regalos

-Ya, pues por eso os tengo aquí encerrados, para que no podáis repartir los regalos.

-¿Por qué nos haces esto, esque a ti no te traemos regalos todos los años?

-Sí,y eso es lo que me molesta ,todos los años me traéis lo mismo, carbón, no me gusta la Navidad, llena de felicidad y amabilidad, ¡Qué asco!

-¡Ya sé por qué todos los años te traemos carbón, PORQUE TE PORTAS FATAL!

-¡Pero, me porto mal porque no tengo amigos y me siento muy solo, por eso os he encerrado!

-Pero esa no es razón, para dejar a todos los niños sin regalos.

-Lo sé. Y por eso estoy llorando..Buaaaaaaaaaa.

Entonces, a los tres reyes, se les ocurrió la misma idea, le dijeron que si les dejaba salir, encontrarían algún amigo para él.

Él, como no, dijo que si, ya que por una vez conseguiría tener amigos.

Por fin los tres reyes magos pudieron repartir los regalos, pero, como les faltaba tiempo, le tuvieron que pedir ayuda a Papá Noel, y él no dudó en ayudarles.

 

Por esa razón, esa noche de reyes todos los niños, buenos y malos, tuvieron regalos, los niños buenos, mejores regalos, y los niños malos, peores, pero todos tuvieron.

Cuando acabaron con todos y solo les faltaba Peter, el elfo, fueron a buscar algún amigo para él, y encontraron, cuatro niños que no tenían padres, dos perros y una familia de gatos.

 

Y todos los niños, esas navidades tuvieron regalos, fueron felices y llenaron sus casas de luces.

 

 

FIN

LAS AVENTURAS DE PINCHITOS, QUESO Y     BELLOTA                                                

                                                                     
Pinchitos era un erizo,pequeño pero valiente.Tenía el cuerpo naranja y las espinas amarillas,sus ojos eran verdes, y su nariz negra. Tenía varios amigos en el bosque donde vivía, sus dos mejores amigos eran un ratón llamado Queso, de pelaje gris,una larga cola y dos enormes dientes, también estaba Bellota una ardilla de color marrón claro con una suave cola .
Aquel día los tres amigos estaban jugando en un espléndido bosque con numerosos arboles verdes y fuertes troncos, su lugar favorito en el bosque, era un claro en el que entraba el sol y lo iluminaba, en él había unas enormes rocas que usaban para sentarse y hablar de sus problemas.Una tarde,cuando fueron al bosque,se encontraron varios hombres talando los árboles, los hombres tenían motosierras, unos fuertes brazos y llevaban un chaleco reflectante, tambien llevaban un casco amarillo para protegerse.Pinchitos y sus amigos decidieron ir a buscar ayuda, les pidieron ayuda a todos los animales que vieron en el bosque.A Queso se le ocurrió una gran idea, cuando estuvieran todos cogerían piedras del suelo y bombardearían a los hombres que estaban talando los árboles hasta que se fueran, pero había un problema, ¿De dónde sacaban tantas piedras?Se fueron al campo a  recoger montones de piedras.Había piedras grandes, pequeñas, con forma de pez, redondas, cuadradas, piedras extrañas que usarían para bombardear a los hombres. Cuando acabaron de recoger suficientes piedras empezaron a lanrselas, pero por muchos que vinieron, no tenían suficiente fuerza como para dañar a aquellos hombres, entonces a un murciélago llamado Colmillos, se le ocurrió una gran idea,construirían una máquinaque pudiera lanzar muchas piedras a la vez y con mucha fuerza.
Por mucho que pensaban en cómo construirla, no se les ocurría nada. Por eso fueron a preguntarle al sabio, Google,un búho de unos 10, con un gran plumaje marrón y brillante,tenía los ojos amarillos.Parecía un animal fiero y agresivo, pero era tranquilo, y muy fiel a cualquier animal.
Google tuvo una grandísima idea,sin decir nada, entró en su árbol. Cuando salió, a los pocoas segundos después,Pinchitos y sus amigos Queso y Bellota,vieron que salía con una cosa de madera en el pico.
Cuando le preguntaron, Google les dijo que esto era perfecto para ellos, se lo entregó, y sin decir nada más, se fué a su árbol,esperando a que otro animal le pidiera consejo,como hacían siempre.Cuando fueron a buscar a los hombres, vieron que...¡Iban a talar el árbol donde vivían los tres amigos.Aunque ninguno de ellos sabía como reaccionar, Queso se acordo de un día,que había visto jugar a unos niños con el objeto que les había entregado Google.El ratoncito gris,empezó a saltar de felicidad. Sus amigos, que no sabían de que se reía, le preguntaron casi entre lágrimas que que le pasaba, el contestó, con una gran sonrisa en la cara que ya sabía como utilizar aquel artilugio tan extraño que les había entregado el búho.
Sacó el objeto de metal,y cogió una pequeña piedra,Bellota y Pinchitos sujetaban el mango,y Queso colocó la piedra en la goma,entonces,estiró y estiró y...¡Fiuuuuuuuuuuu!La piedra voló a gran velocidad hasta llegar al casco de uno de los hombres.En ese momento,fueron todos los animales del bosque a ayudar a lanzar la piedras y a sujetar el objeto.Los lanzamientos fueron exitosos y consiguieron que los hombres abandonaran el bosque, y que no talaran más árboles.A ese objeto tán extraño,lo llamaron tirachinas.Y así fue como los tres amigos salvaron un bosque de la destrucción total.
                                                                                                                          FIN