LA TENSIÓN SIGUE SUBIENDO

Avances para evitar la tensión alta. Como siempre, se recomienda ejercicio y una dieta sana. Se están renovando las medidas, y se basan en recientes investigaciones. Dichas investigaciones afirman la necesidad de tomar mucha frutas, vegetales y productos lácteos. También se recomienda tomar alimentos ricos en fibra, pero no en exceso. No hay que abusar de las proteínas y limitar mucho el consumo de grasas y azucares.

Se debe limitar el consumo de alcohol y hacer más de media hora de ejercicio.

Siguiendo estas normas, se debería evitar que el nivel de la tensión suba hasta llegar a la hipertensión.

Ahora, en todas las farmacias de España se ha colocado una máquina para medir la tensión. Es una medida procedente de MSF.

UN DÍA COMO TRAPO DE COCINA

 

Ayer me desperté como siempre. Sonó el despertador, le di varios golpes con la almohada, tuve que meter los muelles que se habían salido, me vestí y me fui a desayunar. Al bajarme de la cama, todo me pareció mucho más grande de lo normal, pero no me preocupé. Cuando iba a fregar la taza, oí a mi madre entrar por la bodega:

-¿Dónde estás, Alicia? Estará arriba. Voy a fregarle esto.

Y cuando acabó, ¡¡me cogió y se puso a secar la taza conmigo!! Me quedé inmóvil. Se fue a buscarme y yo me miré al espejo. ¡¡Era una bayeta de cocina con ojos y brazos!! Y lo que es peor… ¡DE COLOR ROSA! Al principio me asusté, pero me relajé. Porque ¡no podía hacer deberes con un lápiz más grande que yo! Busqué a mi madre y le dije:

-Mamá, hoy me ha pasado una cosa muy rara. ¡¡SOY UNA BAYETA!!

También se asustó, pero después se recuperó del susto.

-Es sábado, no pasa nada. Si fuera un día entre semana tendrías que ir al colegio, pero ahora no te preocupes.

Tuve que aguantar las bromas de mis hermanos y que mis padres me usaran para secar la vajilla “por equivocación”. Me fui a la cama, y por suerte, hoy me he despertado normal, aunque con una mancha rosa en la frente. Voy a tener que ponerme una tirita allí para los restos. ¡¡Hay que evitar que se note!!